domingo, 16 de junio de 2013

LA MIRADA EN REMBRANDT


En su mirada de cansancio hay una infinidad de fracasos, de vergüenzas inconfesadas, de perplejidades y de melancolías; es una mirada de desencanto absoluto: ni el mundo ha sido lo que prometía ser ni el viejo ha sido lo que imaginaba el joven altanero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario